domingo, 12 de julio de 2009

Un editorial errado de "Iglesia en Segovia" -Publicación de la diócesis de Segovia-


Iglesia en Segovia es una publicación mensual de la Diócesis de Segovia que debería llega a todos los fieles (mejor es que no lo haga) para informar brevemente sobre la situación de la diócesis y evangelizar. Bueno informar, informa no de todo lo que realmente pasa pero cuenta algo. Entretiene a las cuatro señoras mayores que lo recogen en su parroquia y lo leen. Ahora bien, evangelizar, ¡ja! Eso es otro cantar. La última patraña es un breve editorial sobre Vicente Ferrer (que Dios lo haya perdonado).

Vicente Ferrer como sabrá el lector habitual, no les aburriré con la lectura otra vez de su biografía. Es un ex-misionero jesuita que rompió sus votos. Colgó los hábitos. Denigró la doctrina católica (la de siempre) y la substituyó por ese buenismo ético ateo que ha hecho las delicias de los enemigos de la Iglesia. A parte de ser un irreverente blasfemo sobervio y vanidoso. Es el santo laico que necesitaba el Mundo, como muy bien he leido. Un antisanto, eso es lo que era y la redacción de la revista nos lo pone como ejemplo.

Después lloraremos, porque las iglesias estan vacías, la gente frecuenta mal los sacramentos, comete sacrilegios, no hay vocaciones cerrando parroquias... vamos los frutos del Concilio. Y de que nos tiene que extrañar. Curia diocesana, religiosos, religiosas, señor Obispo, laicos volcadísimos con esta diócesis. ¿De qué tenemos que lamentar porque la iglesia segoviana está moribunda? De la herejía modernista que corrompe desde los cimientos hasta la cubierta de los templos y todo lo que alberga.

Esto es la Iglesia conciliar, esto es la Iglesia de Segovia. Después don Ángel, obispo de Segovia, tendrá quebraderos de cabeza y es normal. San Frutos pajarero nos ampare.


Pinchar aquí para ver el número de la publicación cuestionado.

Editorial

Vicente Ferrer

Como ya pasó con Teresa de Calcuta, la muerte de Vicente Ferrer ha provocado todo un torrente de informaciones sobre su vida y su obra. Se ha destacado su compromiso con los más pobres, su denuncia de la injusticia y su inmensa caridad y ternura. Su figura ha sido ensalzada y su muerte lamentada por amplios sectores sociales que van desde políticos hasta gente anónima, desde religiosos (musulmanes, hinduistas, budistas y cristianos) hasta escépticos. Este catalán enjuto y alto, que dedicó su vida al servicio de los más pobres, se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la pobreza. Y es que la fe, entendida desde el Evangelio, no es sino un compromiso de caridad con los desheredados de la tierra. Así lo entendió gente como Vicente Ferrer, Teresa de Calcuta, Monseñor Romero... y tantos otros a lo largo de la historia.



Que Dios se apiade de su alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Gaudete, lecturas católicas para una vida católica